Las casualidades


Ayer hablaba con un amigo y le comentaba que no creo ni en la suerte ni en las casualidades. Sobre la suerte ya hablaré un poco más despacio aunque si alguien tiene mucho interés que lea “La buena suerte”, libro pequeñito que hace una reflexión bastante buena sobre el tema. A groso modo, no se trata de suerte, se trata de haber ido preparando el camino.

Sobre las casualidades si que escribiré ahora. Según la RAE: “combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar”. Según yo: cosas que pasan porque Dios quiere.

La conversación con mi amigo empezó porque la ex-casera de mi hermana se encontró con ella hace unos días y por una larga historia le pasó un anuncio de trabajo que a su vez ella pasó a mi amigo y donde finalmente el lunes comienza a trabajar. ¿Casualidad que se encontraran (en Madrid) y que le dijera que había visto el anuncio? ¿Casualidad que mi amigo haya pasado unos días en el piso de mi hermana y se haya enterado por esa razón? ¿Casualidad que mi amigo previamente semanas atrás hubiera renunciado a un suculento trabajo para estar disponible o buscar algo así? ¿El CV del que actualmente puede presumir mi amigo es una casualidad o ha sido fruto de su suerte? No lo creo, como también se dice… “demasiadas casualidades”.

Hace tiempo escribí otro post muy relacionado con éste sobre Ramón, mi ángel de la guarda, la abuela y sus inestimables ayudas a la hora de encontrar lo que voy perdiendo. Hoy añado y matizo que realmente el que está detrás de todo esto es el Jefe (y sus estrechos colaboradores) que aún respetando totalmente nuestra libertad nos va guiando hacia algún sitio que, creamos que inicialmente es bueno o malo o más adelante pase de una a otra forma, lo seguro es que para cada uno de nosotros es lo mejor. Y además, para los que no se acuerden, ya dijo aquello de… “pedid y recibiréis”… porque de lo que también estoy totalmente seguro es de que algunas cosas las hará porque así las cree mejor y otras porque así se las hemos pedido.

Bookmark and Share

Anuncios
Sin categoría

3 comentarios en “Las casualidades

  1. Pingback: Con el calor llega el verano… y con el verano los GRANDES PLANES « Lo que no se suele decir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s