Ya lo predije… el verano ha sido increíble!


Septiembre… por antonomasia el mes de la vuelta al cole y al trabajo, del síndrome post-vacacionales, de la vuelta a la rutina, de tener que coger el ritmo de nuevo, de empezar a pensar en la Navidad. Hoy es ya día 9 y yo por mi parte y tras la última escapada de ayer… doy por cerrado definitivamente el verano 2010.

Hace 4 años pasé un verano increíble, fue el año que acabé la carrera y el primer verano en el que hice planes con mis amigos (Almerimar, El Ejido, Castell, Torrenueva, la feria de Linares con el concierto de eCdL…). Para mi ese había sido el mejor verano de mi vida. Sin embargo, no sé hasta que punto el de este año lo ha superado… y si no lo ha superado se dan la mano.

A estos meses estivales si tengo que ponerles un comienzo no dudo es que este estuvo a finales de mayo cuando subí a la licenciatura de un amigo a Pamplona y pasé allí 5 días increíbles. (La entrada que cuenta este plan la dejé en borradores pendientes de revisar… y allí seguía hasta ayer que la publiqué con la fecha original en que fue escrita (5/7/10)).

Después vinieron algunos planes de fin de semana y de días sueltos: la barbacoa nocturna en mi casa con la guitarra y 1906 justo el día que el Real Jaén renunciaba de nuevo a 2ªA, la noche por Málaga (seguramente no de lo mejorcito aunque ahí estuvo…), la despedida del piso del Consorcio (y de más cosas, sigo cumpliendo!!! ;)), los distintos partidos del mundial animados en su mayoría por el Mono, la barbacoa nuevamente en mi casa con motivo del España-Paraguay (con sus botellines, la paella/barbacoa, la tele de Victor, las camisetas de España, la piscina, el botijo, los cánticos en honor de Fernando Torres, el penalty a Xavi Alonso, la parada de Casillas, abrazos y satisfacción incontrolada…) y de repente llegó otro de los grandes (y breves) planes: la final del mundial. El 11 de julio asistimos al partido más importante de nuestras vidas y yo no desaproveché la ocasión para verlo, disfrutarlo y celebrado en Madrid con ese amigo con el que tan genial te lo pasas siempre porque como estaba cantao… ese día volvería a ser grandioso.

Después llegaron otros 10 días increíbles en Cazorla, 10 días nuevamente para no olvidar nunca. El primer día llegamos algún amigo, unos cuantos conocidos del año anterior y mucha gente de la que no había oído ni hablar de Madrid, Valencia, Murcia, Sevilla, Albacete… Tras 10 días de convivencia, de excursiones, de deporte, de risas, de ambiente sano, de trato con el Jefe y sin duda de esfuerzo por olvidarse de uno mismo y estar un poquito más pendientes los demás (sólo así se puede realmente pasar bien y ser feliz (no sólo un ratito): dejando de lado nuestras “tonterías” e intentando centrarnos en hacer más agradable la vida a los que nos rodean) el resultado fue volver con muchos amigos, algún conocido y las pilas cargadas a tope.

Y así y de esta forma nos metimos en agosto. De los primeros planes fue pasar un día en Almuñecar con Manu, Pablo y Javi: día de chiringuito, playa, olas, recuerdos y risas. De los planes “mayores” el primero a reseñar fue el viaje a Holanda que daría para un post exclusivo (cosa que siento no poder hacer por falta de tiempo). Fueron 4 días intensos, muy muy intensos para poder ver todo aunque gracias a la excelente organización que habían preparado nada se quedó en el tintero. Sin embargo para ver cosas no es necesario ir con más gente (y sino que se lo digan a la chica catalana que nos encontramos y que viajaba sola). De este plan si algo se puede reseñar es el hecho de haber ido con 8 amigos, de habernos reído una barbaridad (ojo a los sevillitas), de haber estado de acuerdo para que todo saliera bien, de haber sabido ceder cuando tocaba. En el fondo yo creo que cuando algo se hace con y entre amigos que no se empeñan en ir a su bola sino hacer piña… siempre sale bien.

Un finde más de playa en Almería con motivo de la feria, el desmantelamiento del piso de El Consorcio y por desgracia llegó el día de poner el broche, de cerrar como se merecía este capítulo veraniego.

Y el broche fue grandísimo en dos de los días más intensos que quizá recuerde. El 28 en Linares con el Atleti ganando su primera Supercopa de Europa: viaje express de la estación de tren a mi piso, unas 1906 y algo de cena mientras veíamos el partido y charlábamos un rato de estas últimas semanas para salir pitando al concierto de El Barrio que sin dudarlo ha sido en el que más he disfrutado y mejor me lo he pasado, con nuestros gorros y con esa musiquilla que tanto juego da. Después a la feria, una vuelta por las casetas y… a sus atracciones: ¿se puede hacer más el canelo? ¿Se puede uno reír más? imposible, esa noche fue de las más grandes y mas completas (tengo mas que comprobado que para pasarlo bien y estar agusto no importa para nada la cantidad de personas con las que estás sino la calidad de las mismas). Al día siguiente el viaje improvisado a Almerimar (y como improvisado que fue, de lujo que estuvo),  las casi 3h de carretera con la música a reventar (de hecho reventamos el altavoz jajaja) y nuestras cervecitas, el relax, el ultimo morenito de la playa y el poder estar un par de días con un amigo que llevaba tiempo sin ver. Y… como no y para completar el plan… el llegar con las puertas cerrándose de nuevo al tren! Claro que sí, eso es un finde bien aprovechao!

Y ayer resultó que aunque el broche ya estaba puesto hubo que reabrirlo para adjuntar un anexo al libro del verano. Anoche fue el concierto de Alejandro Sanz en Madrid, en la capital, donde siempre había querido verlo… Un concierto cargado de canciones actuales y antiguas, algunas muy antiguas que me hicieron recordar aquellos maravillosos años en los que era muy pequeño (y donde ya me gustaba, tengo su primer disco en casette original…). A la salida estuvimos a escasos metros de los Príncipes y luego nos dimos una vuelta por Huertas para cenar y tomar algo. Una lástima que fuera miércoles y al día siguiente se trabajara… pero no pasa nada, hay muchos más días para dar vueltas y seguro que así lo haremos :). Este anexo ha quedado muy chulo y a la altura del resto de verano, sí señor!

Y esto ha sido quizá lo más reseñable de estos meses… un verano sin duda con nombres propios a los que dar las gracias desde aquí porque han hecho de él que sea lo que ha sido. AAM no sólo por estar presente en casi todos los planes sino por tener buena parte de la “culpa” de que todo haya sido tan grande y de que hoy pueda contarlo de esta forma para la posteridad. MMT por los 10 días de Cazorla, por el BB Messenger y por seguir tan empeñado en que los cazorleños no perdamos el contacto. VCV por encargarse de que buena parte del mundial haya sido lo que ha sido y por el interés y profesionalidad con la que me recuperó el abductor para estar listo para Cazorla. PAR por su trabajo oculto en todos los planes para que salgan de lujo. Y a todoso los demás que habéis participado en cualquiera de estos planes o en los que se me han quedado en el tintero…

¡¡¡ 😉 GraCIaS a todos, muchas GraCIaS de verdad 😉 !!!

Bookmark and Share

Anuncios

2 comentarios en “Ya lo predije… el verano ha sido increíble!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s