Los grandes eventos siempre merecen un post


Y el evento que hoy lo merece no es otro que el de la V Gran Capea amigos Jaén-Madrid que tuvo lugar el sábado. Cinco capeas en los últimos 6 años… y esta quinta seguramente, la mejor.

Estábamos en Cazorla cuando le hablé del tema a Manu Martínez, que sin pensarlo dos veces me dijo: “si tú montas eso, yo voy”… a lo que no tarde en mandar un mail a Santi y a Quique para que nos pusiéramos manos a la obra. De agosto a octubre la cosa pinta lejos… y de hecho todo quedó en el aire hasta que a mediados de septiembre se contrató la finca. ¡Ya no hay marcha atrás!

La organización de este tipo de eventos suele ser laboriosa. Hay dos factores que nos suelen traer de cabeza hasta dos o tres días antes… uno es el tiempo sobre el que actuamos a base de ponernos y también poner a nuestros amigos a pedirle al Jefe que nos lo cuide. El otro factor es el de la gente… que siempre y hasta el último momento se empeñan en no comprar la entrada. El resto, con 4 capeas a las espaldas… es pan comido.

Y así entre unas cosas y otras… la capea fue cogiendo cuerpo. Una reunión física en Madrid el día del Pilar y cientos de mails fueron suficientes para coordinar el trabajo de los tres que nos decimos organizadores. Y como siempre digo… cuando las cosas se hacen con tanto cariño, con tan buenas intenciones y con tanta implicación… sólo hay una forma de que salgan: genial.

El viernes por la noche Santi y Quique organizaron unas copas en un bar céntrico para que los asistentes se fueran conociendo. La cita no se alargó demasiado pero las risas “por doquier” no se hicieron esperar. El sábado temprano unos cuantos nos fuimos a la finca a preparar todo: la barra, las bebidas, el carbón, los capotes, la sangría, la decoración, la música… a las 13h llegaban los invitados y todo debía estar perfecto.

Y desde ahí todo fueron risas, conocer a un montón de gente interesante, miles de fotos, comida a base de barbacoa y paella, buena música, torear a las vaquillas o que ellas nos torearan a nosotros, unas copichuelas… y para los más hasta algo de cena. Sinceramente fenomenal.

Y si todo salió así, he aquí algunas de las razones y de las personas a las que dar las gracias de forma muy especial:

  • A Santi y a Quique: los co-organizadores porque aunque hayan dicho en broma que la siguiente la podré montar yo solo… saben de sobra que somos un equipo y que si por ellos no hubiera sido de ninguna forma la quinta hubiera salido adelante. Gracias por toda vuestra implicación, ilusión, dedicación, entusiasmo y por vuestro discurso desde las alturas que personalmente me encantó.
  • A Tomás Vigón que además de diseñar las entradas y comprar algún que otro preparativo el sábado se pegó una buena mano de currar.
  • A Paco y a Juanitín que apostaron por la capea desde mucho tiempo atrás y además se vinieron a primera hora para montar la finca.
  • A Alo que diseñó las camisetas, que se vino también temprano a preparar la finca, que ayudó en la barra y con la música pero sobretodo que aun estando malo y yo creo que hasta con fiebre no paró de reir en todo el día y colaborar en lo que hacía falta.
  • A Manu, Carmen, Rocío y Michel, que vinieron para la ocasión desde Granada. Eso es una lección de no sólo decir las cosas sino también cumplirlas!
  • A Fernando que vino desde Valencia para acompañarnos y hacer las paellas que nos dieron de comer. ¡Vaya tío grande!
  • A los ayudantes o más conocidos como STAFF porque realmente son los que consiguen que los demás estemos tan bien servidos y atendidos durante el evento. Y mi más sincera mención y enhorabuena a los camareros y a los encargados de la plancha y barbacoas, no es fácil atender a 160 personas y que todas queden tan satisfechas. Noni y Durbán, GRACIAS porque además creo que sois los únicos que también lleváis 5 capeas a las espaldas!
  • A Vicente, mi padre, que un año más ha dejado todo para acompañarnos, subir desde Jaén con la furgoneta hasta los topes, coordinar la comida y praparar y recoger la finca.
  • A los 160 asistentes, porque la única razón de que todo saliera tan genial es la del buen ambiente que reinó y las ganas y ambiente sano con el que todos vinieron. Felicidades a todos, montar este tipo de planes para este tipo de personas… es lo más gratificante que uno puede hacer! 😉

Y bueno, yo sé que todo esto suena y parece muy bucólico e idílico… pero para los que no se lo crean… aquí os dejo un video resumen para que juzguen… Un abrazo a todos!!!

Anuncios

4 comentarios en “Los grandes eventos siempre merecen un post

  1. Es para mí motivo de orgullo y satisfacción estar en el inicio de esta historia.
    Ha sido un placer señores y sin duda alguna hay mil motivos para repetir.
    Gracias LLopis, MUCHISIMAS GRACIAS!

  2. me he atrevido a dejar un comentario antes de ver el video.
    después de verlo no tengo palabras…
    Jesús LLopis una y un millón de veces: ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!
    No podemos dejar nuestra dinámica de no fallar a ningún plan.
    acuerdate de nuestros venideros cafés en la cueva!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s