Sólo se trata de ser buena persona


Hace un par de semanas vino a San Telmo Antonio Lorente Lamarca, empresario andaluz de reconocido prestigio. Enmarcada en la asignatura de E-LAB (creación de empresa), su ponencia de unos 20 minutos estaba enfocada a contarnos “sus secretos” para que supiéramos encaminarnos, como él lo ha hecho, hacia una posición de referencia en nuestra Comunidad.

La verdad es que no sé mis compañeros, pero yo esperaba poco menos que una lección magistral sobre técnicas, métodos o procedimientos para hacer de mi empresa la más puntera del sector. Garabateé el folio para comprobar que el V7 funcionaba mientras presentaban brevemente su curriculum. No estaba dispuesto a perder detalle. Atento que empieza, me dije. Y empezó.

–       Buenas tardes, es un placer… y demás protocolos pertinentes… No me considero digno de hablar ante un foro como este… ante 35 personas de vuestra categoría… continuó. Yo, la verdad, he venido a hablaos de que en esta vida lo importante es ser buenas personas…

En ese momento mi cintura se rompió como si fuera defensa y atacara el Kun, mis conjeturas mentales se vinieron abajo… ¿Qué para ser un buen empresario lo primero que hay que hacer es ser una buena persona? ¿Esa iba a ser la “receta mágica”? No me lo terminaba de creer, aunque algo me hizo pensar que podía ser un buen truco diferencial para el negocio y para la vida, porque eso de ser “buena persona” tampoco es algo que esté muy “de moda”.

Decidí prestar aún más atención de la que ya de por sí tenía pensado. Así lo hice, tomé alguna nota y desde aquel día hasta hoy he reflexionado mentalmente y en mis ratos libres sobre ello. Mi post, construido a partir de su charla y sobre mis reflexiones hoy se lo dedico a él, porque lleva mucha razón: en esta vida lo realmente importante es ser una buena persona.

Buena persona… qué bien suena. Pero, ¿qué es ser buena persona? ¿Cuáles son sus características? ¿Honradez? ¿Sinceridad? ¿Justicia?…

A mi me parece que las buenas personas quizá son esa clase de gente de la que siempre te puedes fiar porque pase lo que pase van con la verdad por delante y con mucho cariño te dicen las cosas a la cara y como las creen.

Las buenas personas son sinceras, brutalmente sinceras. Para ellas no existen las mentirijillas, ni piensan que es mejor decir una mentira sin importancia para no ofender o quedar mal con ese amigo al que tanto quieres. Antonio dijo que cuando una de estas personas llega tarde te dice que le quedan 5 minutos, no que ya está en tu puerta (y si luego tarda 2 eso que todos se encuentran).

Las buenas personas son honradas y tienen palabra. Cuando se comprometen con algo o con alguien siempre lo hacen, y de esa forma consiguen que los demás sepan que en él se puede confiar. Y cuando después de decir algo las circunstancias cambian, él paga las consecuencias, pero no se las hace pagar a los demás. “Qué tu sí sea sí…”, no estamos descubriendo nada nuevo. (Me encantaría contaos la anécdota de como se arruinó con los Astilleros de Almería, pero es larga para dejarla aquí… la escribo luego como comentario).

Las buenas personas nunca se creen más que aquellos que le rodean. Son humildes y saben tratar a los demás por igual, pero a la vez son justas y saben dar a cada uno lo que le corresponde. La diferencia jefe-empleado existe, y es bueno que exista, pero ello no implica que el jefe sea un déspota tirano ni que el subordinado sea un colega que abuse de la confianza en él depositada.

Las buenas personas son exigentes consigo mismas, pero también con los demás porque intentan ayudarles a base de subirles el listón. Luchan contra lo fácil, contra lo cómodo, contra lo inútil… Se ponen metas ambiciosas en todos los campos de su vida y se encaminan hacia ellas.

Las buenas personas no discuten. Discutir, ofender con hechos, gestos o palabras no es propio de ellas. Más bien, estas personas tienen argumentos, porqués, motivos… y habitualmente explican razonadamente su punto de vista y entienden y comprenden el de los demás cuando así se lo hacen ver. Y por supuesto, sobra decirlo, para las buenas personas no existe el orgullo ni el rencor.

Por último, aunque creo que también es la nota más “vistosa”, las buenas personas siempre están contentas y contagian a los demás con su alegría, que no consiste en llevar todo el día la sonrisa puesta, ni en soltar carcajadas cada cierto tiempo… sino en trasmitir una paz interior propia de saber que todo lo anterior lo vives al máximo sin buscar nada a cambio.

Con todo esto, quizá salta a la vista que ser buena persona es difícil. Sin embargo, sé que a la par de difícil también es muy posible, así que me da que a partir de ahora voy a intentar convertirme en una de ellas. Y tú que me lees, que has llegado hasta el final, que seguro que has visto algo en lo que aún puedes mejorar, te animo a que también lo intentes. Esto que escribo no son unas reglas fijas, pero quizá te puedan ayudar como a mi a empezar el camino.

Por cierto, quizá así lo veas más fácil: ¿quieres ser feliz?
¡Conviértete en una buena persona! 😉

 

Post escrito en agradecimiento a Antonio, por esas pequeñas pinceladas que nos brindó,
sobre las que cada día y hoy aquí reflexiono

 

Anuncios

14 comentarios en “Sólo se trata de ser buena persona

  1. La historia de los Astilleros de Almería casi prefiero contársela a aquel que tenga interés ya que al ser algo personal puede no gustarle que esté en internet publicado…

    Simplemente fue todo un ejemplo de cómo no dejar a unas pobres personas a las que compró sus astilleros “tiraos” cuando vio que por la coyuntura económica no podía hacer frente a las deudas que tenía con ellos. Podía haber buscado una solución “legal”, haber convocado un “concurso de acreedores” para no pagarles o pagarles menos… pero “apechugó” con lo que había hecho, pagó y aprendió la lección: “no todo el monte es orégano, sed buenos en lo que domináis y no busquéis orégano donde no lo hay”

  2. Os dejo algunas frases que también dijo y que me gustaron de forma especial:

    – Debes conseguir que la gente, sea quien sea, se pueda fiar de ti.
    – Nunca seas más que los que te rodean, honra con tu presencia.
    – Construye todo sobre la honradez y la credibilidad.
    – Ten claro el norte. Sigue tu camino, si te tienes que salir para hacer otra cosa luego… vuelve a él.
    – El fracaso es necesario para la maduración de la personalidad.
    – Las personas grandes son las que se mueven y se caen, no las que para no caerse no se mueven.
    – Honradez: haz cosas de las que nunca te arrepentirás de haberlas hecho y siempre podrás contarlas.

  3. En algunas ocasiones, movidos por el deseo de ser exitosos, perdemos de vista nuestro punto de referencia y nos salimos del camino que habíamos estado llevando para iniciar una nueva andadura por otro sendero distinto que va en dirección totalmente contraria al anterior. Durante el nuevo recorrido comenzamos a cambiar nuestro modo de pensar y con ello nuestro modo de ser.

    Al principio, nos sentimos muy felices porque pensamos que estamos luchando por aquello que deseamos y que vamos a convertirnos en personas exitosas pero… sin ser conscientes de ello lo que en realidad estamos haciendo es transformarnos en personas egoístas y codiciosas. Nosotros y lograr nuestras metas es lo único que nos importa, dejando de lado todo lo demás.

    Cuando queremos darnos cuenta de ello en muchas ocasiones es demasiado tarde ya y no tiene solución, por eso debemos recordar siempre que el mayor éxito es ser buena persona y que todo lo demás es secundario. Lo decía Pascal: ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma?

    -Javier Morán-

  4. Hola a todos!

    Me ha encantado este post de Jesús. Yo también estuve en esa charla y el ponente nos dio a todos una verdadera lección de humildad.

    Un saludo.

    • Me alegra mucho que te haya gustado, máximo cuando también estuviste en la charla y por lo que deduzco te llevaste unas impresiones parecidas.

      Un abrazo Manolo, gracias por tu comentario!

  5. Más de una vez hemos hablado de mi postura al respecto.

    No sé si algún día tendré una empresa, y menos de éxito. Y menos con muchos empleados. Pero sólo te pido una cosa: si alguna vez lo consigo y me convierto en lo que nunca he querido ser dímelo y deja de ser mi amigo.

    Yo en un jefe valoro mucho la humildad, la exigencia personal y su capacidad de liderazgo. Pero no es fácil encontrar jefes así dentro de la vorágine laboral de una empresa de hoy en día… Y más con la excusa de la crisis.

    ¿Recuerdas la conversación del beneficio de los constructures? Yo creo que también se aplica a todo esto… La integridad es un valor importante también…

    En fin, lo dicho. ¡Qué sigas por el buen camino! 😉

    • Hombre, cosas más grandes deberán pasar para que dejemos de ser amigos no? Además, que soluciono dejando de serlo? No será mejor que sigamos como amigos y te intente ayudar a “volver al buen camino”?? :p

      Gracias por tu tiempo y por tus líneas!

      Un abrazo!

  6. Estamos en una crítica situación porque padecemos como un síndrome colectivo que hace que pensemos que aquí “el bueno es el tonto”
    Buen post, buenas ideas, buenas reflexiones y buenas conclusiones. ¡GRACIAS!
    Cada uno en nuestra pequeña parcela podremos seguramente hacer algo por los demás si nos esforzamos por ser buenas personas.

    • Me parece muy acertado tu comentario Manu, al final, lo que cuenta es hacer cosas por los demás. Muchas veces es fácil salirse del camino, yo siempre intento hacer por mis amigos lo que me gustaría que hicieran por mi… si me pongo pesado algunas veces, lo siento, pero cuando yo me salgo, y me salgo a menudo, agradezco que los que me rodean también se pongan pesados conmigo y me acerquen de nuevo al sendero. Los que somos muy duros de mollera tenemos esas cosas…

      Gracias a ti también Manu, en los post “importantes” es cuando de verdad más se agradecen vuestros puntos de vista.

  7. Hola Muchachos
    No encuentro las palabras que pueden describir la emoción y satisfacción tras leer la redacción de JEsús , por ello prefiero solamente decirte ,que con dos lagrimas de emoción en los ojos ,me siento esta noche una persona mas feliz ,y si mi charla os sirvió para sacar dentro de vosotros unos valores que en realidad tenéis ,creo ,que mi objetivo ,está cumplido.
    Animo chicos ,cerrad los ojos ,soñad en algo ,procurad que no sea material ,y convertid ,vuestros sueños en realidad ,se trata solo de ser buenas personas , constantes ,trabajadoras e ilusionadas. Un fuerte abrazo a todos

    • Aunque sea después de un mes… muchas gracias Antonio por tu comentario, por tu charla, por ser así y trasmitirnoslo.
      Un fuerte abrazo!

  8. En una charla o debate es muy bonito todo y os creeis vosotros que os va a decir como se ha echo un empresario lider en el sector lo teneis que ver desde dentro y preguntarle a los trabajadores que piensan de eso y lo mismo cambiais la opinion.

  9. anteriormente hice un comentario como veo q no se ha puesto quisiera qno se publicara porq me di cuenta q se puede interperetar de dos maneras gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s