Y nos fuimos a… Cazorla!


Viernes, acueducto por delante de la Constitución/Inmaculada. Planes a la vista… no, ningún plan a la vista. Comienzo de depresión. Amigos que te dicen que se van, no hay gente ni para plantear un puente entre pelotas, entiéndase entre pelotas de fútbol. “Señor, llévame pronto”.

Es viernes, el viernes es un buen día para dar por inaugurado el puente. Palomeitor toca con otro colega en Tal Cual, un acústico que promete. Antes hay algunas gestiones que hacer, la noche anterior en Möet surgió la idea feliz de estas navidades y hay que empezar a ponerle patas. Antes aún hay otro asunto que nos reclama: es la Novena y en Moraleda estamos todos, peinaditos y arreglados para asistir y escuchar las locuras de D. Fernando.

Fernando, sin Don, me ha dicho que mañana se va a Cazorla, convivencia de estudio. ¡Madre mía qué de tiempo desde la última..! Es otra posibilidad para el puente. ¡Qué cojones! Es LA posibilidad. Sólo sé que va Fernan y Alberto, da igual, es suficiente. Se trata de estudiar, desconectar, hacer deporte, comer tostadas… vaya quién vaya va a ser un planazo.

Nos acostamos pronto… entiéndase por pronto lo que cada uno quiera. La noche ha sido estupenda, Palomeitor ha demostrado ser un crack sobre el escenario, con Arturo y Duro hemos echado después unas buenas risas: Mombasa, Botellita, Berges… ruta de pubs para los que no se han dejado llevar por la corriente. Es el santo de Javi, lo hemos celebrado como se merece y nos hemos enterado de cosas interesantes jajajaj.

Sábado. Toca hacer la maleta. Recogemos a Hugo, bajamos a Moraleda para ganar puntos en Foursquare, volvemos a su casa a por el Monopoly, salimos. Albreto se ha dedicado por el camino a hacer check-in hasta en Torreperojil, lo que no sabe es que la alcaldía de Cazorla me la voy a quedar yo. Primera parada en Arroyo Frío, las jarras de barro ultracongeladas serán la tónica de los mediodías. Nos preparan un par de bocadillos con un pan más absorbente que la Vileda mientras el Sr. Minielósegui arrasa con los cacahuetes a cambio de nuestras tapas. Llegada al campamento, robo de croquetas, fútbol-barro. Diez contra ocho, a esta gente… ¿quién le ha enseñado a contar? Realmente necesitan unos días de estudio. Un pobre infeliz dice que vamos a ganar, tenemos a Hugo, Hugo, Hugo en nuestro equipo! Perdemos, de paliza. Por suerte nadie se ha roto la cabeza, barro hasta en las pestañas no nos falta. Ha molao. Más aún mola conseguir una cabaña para alejarnos del tumulto en las frias noches del Chaparral.

El resto de la tarde la pasamos estudiando hasta las 20.15 que empiezan las puyas de D. Fernando. Primer día y no deja títere con cabeza, preparaos. Risas, risas, risas al grito de “Hugo, Hugo, Hugo”. Novena y cena. Mus con Donfer, Albreto y Antonio de 3 vacas reñido al máximo. Remontadas espectaculares como las del 19-1 o el 37-9, órdagos que sin saber como salen bien (o mal, según quien lo mire). No disfrutaba tanto jugando al musete desde hacía tiempo.

Domingo y lunes similares aunque por mi parte mi rodilla dijo no al fútbol-barro donde parece ser que las chilenas de Elo pusieron el toque al partido y las goleadas en contra del equipo de Hugo se mantuvieron. En su lugar elegí bici-barro y aún no sé como acabé en el puerto de las Palomas. 15 Km de subida, quién me ha visto y quién me ve. 15 Km. de bajada, llegué al campamento de noche, manos congeladas, cuádriceps y gemelos cargados a reventar. Da igual, ¡lo había conseguido! Para un inexperto como yo es todo un éxito. Se cumplió lo de “grandes objetivos, pequeñas metas”. La música del iPod ayudó, hacerlo por una gran intención también. Mi cabezonería fue fundamental.

Martes, toca volver. Un poco más de estudio (trabajo) antes de salir, las últimas piedrecitas del camino y las primeras fotos donde queda patente quién estudia y quién no (:p). Sé de gente que no ha pegado ni chapa… están en el colegio y aunque se lo pueden permitir no sé si lo deben hacer. Al final aprobarán, pero es mejor hacer lo que se debe y estar en lo que se hace. A los universitarios y a los currantes se nos ha dado mejor la cosa. Me vuelvo con la planificación estratégica para 2012 de mi empresa y con el próximo trimestre planificado casi a diario. Trabajo, mucho trabajo… ¡qué miedo!

Me quedan anécdotas de estos días en el tintero, pelis que hay que ver (La hija de la novia), trucos para el cuidado del cabello (más info en @fernanelosegui), yo-yo-yo-yoplait!, las interesantes cañas del lunes con Toto repasando a los jueces, a Garzón y Urdangarín, el debate futbo-político con Vianney, Alvarito con su Viva España, Juanjo y su inseparable amigo (Tuenti). El partido de Nadal, los puritos, el niño perdido y hallado en el monte, las partidas de monopoly, la Liga de los hombres extraordinarios. Caxing, Twitter, gaviotas, “Señor, llévatelos pronto”, guerra de almohadas, petardos. En fin, resumir 4 días tan grandes en 800 palabras no es fácil y ya sabéis lo que siempre digo: hay que vivirlo.

Y con todo esto, aquí acaba el post. 4 días bien aprovechados, haciendo lo que debíamos en un ambiente insuperable. Deporte, risas, estudio, descanso y desconexión resumen en 5 palabras el post. Dos últimas palabras lo matizan: gracias amigos! y otras dos le ponen nombre: gracias Moraleda!

Anuncios

Un comentario en “Y nos fuimos a… Cazorla!

  1. Pingback: Al Castillo! « Lo que no se suele decir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s