Forza Felipon


Given Faith

Son las 8 de la tarde. Me subo a mi viejo Ibiza color verde. He pasado toda la tarde, junto a mi mujer, con unos amigos; no son unos amigos cualquiera, son de esos que siempre han estado ahí, de los que, aunque no los veas todas las semanas, siempre están presentes. Ahora, sin embargo, nos vemos con cierta frecuencia. Hace un tiempo algo cambió radicalmente sus vidas: su hijo mayor, de 15 años entonces, sufrió un síncope de muerte súbita que le mantuvo durante tres angustiosos meses en un Hospital de Madrid, debatiéndose entre la vida y la muerte. Como consecuencia de aquello, el niño quedó en estado de coma permanente y, aunque los órganos responden perfectamente, es incapaz de valerse por sí mismo y exige de cuidados las 24 horas del día. Ahora, y ya en casa, son sus padres, mis amigos, los que con una entereza y…

Ver la entrada original 819 palabras más

Anuncios
Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s