La fuerza inesperada de un SÍ


Given Faith

Todos agradecemos que ya no haya anuncios en Televisión Española. A parte de que cortaban las películas justo en los momentos más emocionantes, casi todos son iguales y lo único que buscan es lo que escondemos en el monedero…

Sin embargo, sí que nos interesa lo que nos puedan ofrecer nuestros amigos. Por ejemplo, si nos invitan a su casa, de excursión o a una fiesta. Al conocer la propuesta aceptamos, o no, según los motivos o preferencias que tengamos. Aunque la elección no siempre depende de nosotros.

Hay veces, por ejemplo, que cuando un buen amigo nos propone un plan, aunque no nos apetezca mucho aceptamos. A veces para complacerle y otras porque, simplemente, confiamos en él.

Y a partir de ahí alea jacta est, la suerte está echada. Una de dos: o el plan, como lo pintaba nuestro amigo, está muy bien, o es un rollo. Pero sin…

Ver la entrada original 217 palabras más

Anuncios
Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s